Hambre de justicia

Por una vida más justa

Ayuno de agua

Un verdadero ayuno de agua significa ingerir únicamente agua, para no consumir ninguna caloría, esto requiere no comer nada de alimento (ni bebidas). Normalmente, tiene una duración de 3 a 7 días, no más, ya que es cuando empieza la cetosis. Es aconsejable tomar de 1 a 2 litros de agua por día, y que ésta sea lo más pura posible, o incluso agua destilada.

El agua destilada no es muy recomendable para consumir a diario, pero es apropiada para este ayuno ya que tiene una mayor capacidad de unirse a las toxinas.

Ayuno de agua

Antes de empezar un ayuno de esta magnitud, hay que estar muy metalizado y hacer una preparación previa los días antes. Esto puede suponer una gran diferencia en como nos encontremos durante el ayuno, pero el desafío emocional todavía será muy elevado y nada sencillo de soportar.

La supervisión de un profesional también es algo recomendable, ya que puede que se nos presenten síntomas o dificultades que tendremos que superar.

Los primeros días del ayuno de agua son los más difíciles. Además de la sensación de hambre, los síntomas por desintoxicación suelen ser más intensos e incómodos. Después del primer día, el cuerpo se adapta a su nuevo estado y se suelen eliminar las molestias.

Beneficios del ayuno de agua

Esto produce una desintoxicación más rápida de nuestro organismo, pero constituye el ayuno más difícil para llevar a cabo en los primeros días.

Cualquier alimento ingerido en nuestro sistema corporal impide el completo estado de reposo deseado y puede poner en peligro el nivel de limpieza y desintoxicación deseados.

¿Quién lo puede hacer?

Hay que tener en cuenta que este tipo de ayuno no es recomendable para todo el mundo, ni apropiado para cualquier momento.

Si tienes alguna enfermedad o sobrepeso y quieres hacerlo, tiene que ser supervisado por un profesional de la salud. La obesidad presenta sus propios problemas y los problemas emocionales pueden estar muy relacionados con la actitud frente a la comida. Puedes consultarlo con tu médico de cabecera o nutricionista.

Los síntomas que se pueden presentar durante este periodo de tiempo son nauseas, mareos y bajadas de tensión. Cuidado con los mareos ya que pueden llevar a caídas indeseadas.

Consejos para el ayuno de agua:

  • Preparación. Los 10 días previos toma alimentos ligeros, como fruta o arroz integral.
  • Agua con limón. Puedes poner una rodaja de limón al agua para darle sabor y añadir enzimas beneficiosas. Esto aporta sólo un par de calorías.
  • Pérdida de peso. Lo primero que vas a perder es agua corporal, después de varios días, la bajada es de 500 gramos al día.
  • Descanso. Es importante descansar correctamente tanto física como emocionalmente. La lectura es una actividad ideal para distraerte. Algunas personas no pueden conducir mientras están en esta dieta, así que ten cuidado.
  • Ejercicio ligero. Para algunos, caminar o hacer yoga o estiramientos les es beneficioso, en cambio para otros no. Escucha a tu cuerpo.
  • Salud del colon. Los edemas no son necesarios durante el ayuno.
  • Romper el ayuno. Hay que hacerlo gradualmente, empezando con pequeños trozos de fruta jugosa, como la sandía, cada 2 horas. El tiempo que haya sido el ayuno determinará cuántos días le llevará a tu cuerpo a volver a aclimatarse a su dieta habitual.