Hambre de justicia

Por una vida más justa

Cómo educar a los niños en el respeto a los animales

Enseñar a los niños a tener compasión y empatía por sus amigos peludos, con plumas y con aletas, es vital para prevenir la crueldad a los animales, así como para educarlos a respetar y tratar a aquellos que son diferentes de ellos con amabilidad.

El respeto no debe limitarse a ningún género, raza, edad o incluso especies. De hecho, como dijo Gandhi, "La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que tratan a sus animales."

Cómo educar a los niños en el respeto a los animales

Enseñar a los niños a ser bondadosos con los animales y enfatizar la importancia de extender la compasión y la consideración a otros seres vivos, es una importante y valiosa lección de vida que le podemos dar.

Pero ¿Cómo lo podemos hacer? Con estos cinco consejos útiles lo podrás conseguir.

Observar a los animales en estado salvaje

La mejor manera de mostrarles a los niños que los animales tienen su lugar en el mundo, es observándolos en su hábitat natural.

Llevar a los niños a ver animales en cautiverio en un zoo, en un circo, o en un parque temático, refuerza la idea de que los animales existen con el único propósito de servir a los seres humanos (es decir, a través del entretenimiento).

Sin embargo, verlos en su hábitat en plena naturaleza, es una gran manera de ayudar a los niños a desarrollar un respeto por el mundo natural. Enséñele la importancia de respetar a otros animales a distancia, y a proteger su hábitat no tirando basura.

Leer libros sobre el comportamiento natural de otros animales

A la mayoría de los niños les gusta los animales, y están deseosos de aprender sobre ellos. Elige libros que se centren, no sólo en el hábitat, la dieta y los rasgos físicos de las diferentes especies, sino en sus rasgos sociales, emocionales y de comportamiento. Compara esos comportamientos con los de los seres humanos para que puede empalizar con ellos.

Darles la responsabilidad de cuidar a un animal

Si tienes un animal en casa, deja que los niños participen en la responsabilidad de satisfacer sus necesidades básicas, por ejemplo, rellenando el recipiente de agua.

Enseñarles a los niños la importancia de la tutela responsable de mascotas, es una forma de que tengan en consideración las necesidades de los demás.

Cuéntales la importancia de darles de comer, sacarlos a pasear, estar a su lado y darles cariño regular.

Fomentar el comportamiento y el lenguaje respetuosos

Enseñarles a ser amables y evitar que toquen a un animal con miedo. Reprenderles si se burlan de los animales, incluso si es sólo verbal, ya que esto puede conducir a un patrón de falta de respeto que puede manifestarse en algo más.

Si encuentras un bichito no deseado en casa, atrápalo con seguridad y libéralo afuera. Los niños aprenden mejor siguiendo el ejemplo.

Visitar un refugio o protectora local

Visitar un refugio de animales local le enseñará al niño el impacto (positivo y negativo) que los humanos pueden tener sobre otros animales. Miles de perros y gatos sanos y no deseados son abandonados y sacrificados cada año debido a las acciones humanas.

Enséñele como funciona una protectora de animales, pues juegan un papel crucial recogiendo animales abandonados y dándoles una segunda oportunidad para encontrar un hogar amoroso.

Podéis incluso donar dinero, alimentos y mantas o haciendo juguetes a mano para perros y gatos del refugio.